Spotify se lanza contra Apple y su impuesto del 30%

Spotify
Spotify

Spotify se cansó y ha demando a Apple con la Comisión Europa por impedirle competir en igualdad de condiciones.

La App Store de Apple se ha convertido en referencia gracias al exitoso modelo de negocio y a la importante penetración que tiene iOS en el mundo de los móviles. Además, el cuidado que suele tener la empresa que dirige la empresa de Tim Cook con las aplicaciones que aprueban, deja en ridículo a Google Play en Android.

Pero uno de los puntos más controversiales, es el porcentaje de ingresos que se lleva Apple a través de las transacciones que se realizan por medio de la App Store, el cual es del 30%.

Todos pagan el “Impuesto Apple”

Spotify, el servicio de música por streaming más popular del mundo, también tiene que pasar por caja si sus usuarios se suscriben a través de la App Store. Esto hace que el costo sea un 30% más caro para los usuarios.

Apple Music
Apple Music

Esto pone desventaja a Spotify, frente al propio servicio de Apple, llamado Apple Music, donde no existe ese “impuesto”.

Una solución para no cobrar más caro a sus clientes, es suscribirse a través de la Web. Pero Spotify se ha quejado de que recientemente Apple ha empezado a poner trabas cuando los posibles clientes son enviados a la versión web del servicio de streaming, impidiendo que finalicen el proceso de suscripción.

Daniel Ek, fundador y CEO de Spotify, ha dicho que han intentado solucionar sus diferencias con Apple pero sin resultados exitosos, ante lo cual se han visto en la necesidad de recurrir a la Comisión Europea (CE), que es el organismo regulador responsable de mantener una competencia leal y no discriminatoria en Europa para que les ayuden ante esta situación.

En los últimos años, Apple ha introducido reglas en la App Store que limitan intencionadamente las posibilidades de elección y sofocan la innovación a expensas de la experiencia del usuario, actuando esencialmente como jugador y árbitro para perjudicar deliberadamente a otros desarrolladores de aplicaciones”, dijo Daniel Ek. “Después de intentar sin éxito resolver los problemas directamente con Apple, ahora pedimos que el CE tome medidas para garantizar una competencia leal.”

Lo que pide explícitamente Spotify se divide en tres puntos y, según ellos, no es nada extraordinario. Así lo señala Daniel en el comunicado que publicaron:

  • Primero. Las aplicaciones deberían de competir de manera justa basada en sus méritos y no en quien es dueña de la App Store. Es decir, Apple Music debería de sufrir el mismo trato que Spotify al cobrar ese 30% extra. O no cobrarlo del todo.
  • Segundo. Los clientes deberían de tener opciones de pago y no estar sujetos a un sistema discriminatorio que obligue a pagar tarifas extra, como lo hace Apple en su tienda.
  • Tercero. Las tiendas de aplicaciones no deberían de tener el control de la comunicación entre los servicios de terceros y los usuarios, lo que ha impedido a Spotify llevárselos a la web para que completen su suscripción sin pagar la “tarifa Apple”.

El hecho de que Spotify haya decidido poner su queja en Europa se debe a que ellos están basados en ese continente, además que la CE ha mostrado ser más dura contra comportamientos dominantes y monopolios.

Este movimiento es un primer paso y podría marcar un precedente importante, sin importar el resultado final.