Monitor Gamer de 24 Pulgadas. La guía que necesitas.

tres monitores para gamers
El monitor es un upgrade que es una limitante común de un equipo gamer.

Creo que todos hemos pasado por el gran problema de comprar un monitor. En especial si queremos divertirnos con nuestra computadora.
Normalmente nos guiamos por recomendaciones de conocidos que no saben mucho, de vendedores que solo buscan lo obvio o simplemente por el renombre de la marca.
Pero eso hoy se ha terminado, por lo menos para un gamer que busca un monitor de 24 pulgadas.

Nuestros recomendados.

Entendemos que tu elección es crucial, pero estamos seguros que entre estos ejemplares no te vas a equivocar. Además siempre está la opción de comprarlo y si no te convence lo devuelves y listo.

Como recomendación te sugiero enfocarte en las 3 cualidades que necesita el monitor para cumplir con tus necesidades, si tratas de tener todo es probable que al final el monitor no cumpla de fondo con tus expectativas.

Si tienes duda sobre como elegir el adecuado para ti, no olvides darte una vuelta en nuestra guía sobre ¿Cómo elegir un monitor?

Acer PREDATOR XB241H

Acer PREDATOR XB241H
Bienvenidos a un nuevo nivel de gaming.

El Acer PREDATOR XB241H se ha alzado como el ganador de los monitores de 24 pulgadas para Gamers, por tener un desempeño superior, calidad de imagen y características adicionales que dejan a otros competidores en el camino.

Su diseño es atractivo en color negro mate, su base nos deja ajustarlo muy bien para tener una mayor comodidad. Su resolución es FullHD (1920 x 1080 pixeles), suficiente para tener una buena calidad de imagen, su panel muestra una rica gama de colores a pesar de ser TN (estos paneles suelen presentar colores más opacos, esto por los cristales que conforman el panel, los cuales no aprovechan tanto la luz que los ilumina, pero hacen los cambios de color de manera mucho más rápida, como es el caso contrario en un monitor con panel IPS) y un alto rendimiento de 1ms de tiempo de respuesta y 144hz a 180 hz mediante overclock en su tasa de actualización, de esa manera proyecta escenas con una fluidez más natural.

Cuenta con soporte Nvidia G-sync, que mejora la sincronización entre cuadros, evitando que puedan presentarse destellos (cortes en la imagen), así como soporte Nvidia 3D Vision, si cuentas con tu kit de lentes, podrás sentir esa experiencia dentro del juego o simplemente si quieres vivir tu película 3D favorita, un gran beneficio para quienes cuentan con un sistema con tarjeta de video Nvidia que soporte estas tecnologías.

La conectividad es un poco limitada contando únicamente con un puerto HDMI y un DisplayPort pero suficiente para tener el desempeño adecuado por parte del monitor.

Cuenta con un par de bocinas de 2 watts cada una como un plus, que cumple con su función

 

Análisis extendido

Este monitor es uno de los mejores en el sector de gaming, donde el ambiente es muy diverso por los distintos gustos en videojuegos. Sin embargo, el Acer PREDATOR XB241H es mi recomendación por contar con el rendimiento y versatilidad que pocos monitores tienen.

Lo interesante comienza cuando lo conectamos, su panel TN tiene una fuerte tasa de actualización de 144hz, sin embargo este puede alcanzar fácilmente 180hz para obtener una mejor fluidez en escenas cargadas de acción y evitar perdernos de increíbles detalles que en otros monitores parecerían sombras borrosas.

La ventaja de los paneles TN no puede pasar inadvertida en un monitor gaming, su tiempo de respuesta de 1ms hace que la experiencia de juego se incremente aún más al proporcionarnos imágenes en tiempo real, sin que se creen estelas, también llamado “ghosting”.

Aún con las características que he mencionado, este panel cuenta con una rica gama de colores a pesar de ser TN, presenta colores vibrantes que en muchos monitores gaming con este tipo de panel se quedan muy lejos, lo que empobrece la experiencia de uso por la limitada eficiencia en el manejo de la luz por parte de los cristales que integran el panel.

Sus características adicionales son muy relevantes para quienes cuentan con tarjeta de video Nvidia con soporte para Nvidia G-sync que ofrece una mejor experiencia de juego, mejorando la sincronización entre una imagen, reduciendo los molestos cortes que se pueden producir en un cambio de imagen y el Nvidia 3D Vision, perfecto para quienes disfrutan de ver películas 3D o sentir aún más real la experiencia de jugar simuladores.

Cuando lo sacas de la caja encuentras un monitor con un diseño moderno en color negro mate y una base en forma de “V” con detalles en rojo, muy agradable a la vista. Su estructura es sólida, y su base permite que podamos mover la pantalla para tener mayor comodidad mientras lo usamos por varias horas. Un punto para la ergonomía. Pero no todo es tan maravilloso, su marco no es muy delgado por lo que su uso en una configuración de múltiples monitores, no es la más natural.

La conectividad es básica, un puerto HDMI y un puerto DisplayPort, suficiente para que el monitor pueda desempeñarse correctamente.

Este monitor tiene todo para satisfacer a los más exigentes.

Diseño

Lo primero que se puede notar es su diseño agresivo y moderno en color negro mate, los materiales se sienten de buena calidad con una construcción sólida. Su base tiene forma de “V” en color rojo y negro por lo que es muy vistosa y delgada, perfecta para quienes tienen poco espacio libre en su escritorio, basta con ajustarlo para tener el mayor confort.

Lamentablemente, no ofrece una experiencia tan natural al colocar uno o más monitores juntos debido a que su marco no es tan delgado.

Uno de los puntos que más me gusta del PREDATOR XB241H es la capacidad de ajuste tan completa que tiene. Puedes girarlo en 90º o inclinar el panel hacia el frente para tener un mejor ángulo de visión sin perder comodidad, a diferencia de muchos otro monitores donde el panel es fijo y a lo mucho permite subirlo o bajarlo.

Calidad de imagen y resolución

Las imágenes que muestra este monitor superan por mucho a la mayoría de la competencia, pues tiene tiempo de respuesta de 1ms el cual acaba con las incómodas estelas (ghosting) que dejan algunas escenas con movimiento. A pesar de formar parte de la familia de paneles TN (los cuales presentan colores más opacos, debido a que tienen menor eficiencia en el manejo de la luz que los ilumina en comparación a los monitores con panel IPS), el PREDATOR puede alcanzar una gama de colores bastante amplia.

Su capacidad de actualización es de 144hz, misma que permite darle una fluidez más natural al movimiento de las escenas que aparecen en el monitor. Por si esto no es suficiente, se le puede exigir mediante overclock una tasa de actualización de hasta 180hz manteniendo una buena calidad de imagen.

En cuanto a la resolución Full HD me parece una decisión acertada para esta medida. Si se utilizan grandes resoluciones en poco espacio, un monitor es más propenso a que presenten errores en los colores, además de que a mayor resolución, se le exige mucho más esfuerzo a tu equipo, lo que podría limitar la experiencia de juego.

Al utilizar sistemas con tarjeta de video Nvidia, se obtiene un beneficio extra ya que este monitor presenta soporte para la tecnología Nvidia G-sync la cual minimiza los cortes en la imagen que se producen entre un cuadro y el siguiente por la desincronización de estos. También soporta Nvidia 3D Vision que ofrece una experiencia de tercera dimensión mediante el uso de lentes para tener una mayor sensación de realismo.


Conectividad y accesorios

El PREDATOR XB241H cuenta con un limitado repertorio de opciones, tan solo tiene dos puertos, uno HDMI y otro DisplayPort, en ambos casos se incluye el cable para que el monitor logre su máximo rendimiento, lo cual es un gran aporte.

Deficiencias

Para mi gusto el  PREDATOR XB241H es uno de los mejores monitores del mercado, aún así presenta algunas deficiencias mínimas.

Su conectividad es limitada, con solo un par de puertos, no se puede hacer uso cómodamente del monitor con otros dispositivos que puedan aprovechar sus beneficios como una consola.Su audio es un complemento bien recibido, sin embargo se queda un poco rezagado en comparación del resto de las características de este monitor.

ASUS MG24UQ

ASUS MG24UQ

El monitor ASUS MG24UQ es una muy buena opción, en especial si tus juegos no están cargados con mucha acción todo el tiempo. Este monitor tiene dos cualidades que me agradaron mucho, cuenta con una resolución UHD 4K (3840 × 2160 pixeles) para disfrutar de un nivel de detalle muy superior al de 90% de los monitores gamer. La otra característica es su panel IPS que con una gran eficiencia en el manejo de la luz que ilumina el panel permite tener una rica gama de colores 100% sRGB por lo que tendremos imágenes super impresionantes y un ángulo de visión de casi 180º.

Su rendimiento es un poco limitado en parte por la naturaleza del panel, al ser IPS los cristales que lo componen no tienen tanta libertad de movimiento por lo que su velocidad no es tanta como en paneles TN, siendo su tasa de actualización de 60hz, la cual se considera alta para un monitor 4K, pero relativamente baja para un monitor gaming. Su tiempo de respuesta es de 4ms, rápido para este tipo de panel y con lo que evitamos la formación de estelas (ghosting). A esto se suma la capacidad AMD Freesync con la que cuenta el monitor para reducir los cortes que se producen entre cuadros.

Este monitor ofrece las características necesarias como monitor gamer, pero también una opción a considerar seriamente por aquellos interesados en diseño.

Su diseño es moderno, ligeramente sobrio en color negro mate. Su base permite que lo ajustemos perfectamente para tener la mayor comodidad.

La conectividad es muy completa, con 2 puertos HDMI 1.4, un HDMI 2.0 y un DisplayPort 1.2 para poder tener un óptimo desempeño por parte del monitor.

 

Análisis extendido

Este monitor ASUS es una de las opciones más completas y versátiles que puedes encontrar, una de las características que lo hacen tan relevante es su capacidad de resolución UHD 4K ( (3840 × 2160 pixeles) con lo que tienes una visualización tres veces mayor a la que tendrías con FullHD y que se traduce en imágenes con un nivel de detalle muy superior a este.

Su panel IPS es muy eficiente en cuanto al aprovechamiento de la luz que lo ilumina y le permite mostrar imágenes mucho más vibrantes. De esta manera, alcanza 100% de la gama de colores sRGB, por lo que supera ampliamente a la mayoría de los monitores gaming que presentan colores más opacos.

Sin embargo, su tasa de actualización es de 60hz la cuál es elevada para un monitor 4K, pero no la mejor para gaming, por lo que su rendimiento es inferior al de otros monitores de esta categoría, los cuales oscilan entre los 75hz y 144hz, esto puede presentar en algunas escenas  pequeños saltos en el desplazamiento de los objetos que se mueven a gran velocidad. Nada grave, pero resta un poco de naturalidad a escenas de este estilo. Por otra parte, su tiempo de respuesta es considerablemente bajo, en especial para este tipo de panel, que para aprovechar mejor la luz que recibe y generar una mayor cantidad de colores, los cristales que lo forman no tienen tanta libertad de movimiento. Aún así logra una velocidad de 4ms por lo que los objetos en movimiento no suelen dejar estela (ghosting) y así mantiene una calidad de imagen increíble. Aquí es donde para entregar una mejor imagen se suma la tecnología AMD Freesync, la cual minimiza la presencia de cortes o destellos entre los cuadros de una escena.

Su diseño moderno es bastante sobrio, teniendo un mayor parecido con un monitor de diseño que con uno de gaming. Su base permite una gran movilidad para encontrar la posición de la pantalla de la manera que más te acomode.

La conectividad es de lo mejor. Podrás aprovechar al máximo este monitor gracias a 2 puertos HDMI 1.4, un puerto HDMI 2.0 y un DisplayPort 1.2 por lo que debemos utilizar cualquiera de estos dos últimos para obtener el máximo rendimiento de nuestro monitor.

Diseño

Extrañamente el diseño de este monitor es moderno pero bastante sobrio, muy similar a algunos monitores de diseño o de uso general. Su color es negro mate, lo que evita distracciones por reflejos como llega a pasar en monitores en acabado piano.

La base nos permite ajustar perfectamente el panel para usarlo de una forma más cómoda, incluso le permite girar en 90º o rotarlo.

Su marco no es tan delgado, pero puede usarse cómodamente en configuraciones de múltiples monitores.

El panel de controles se encuentra señalado de forma vertical en el lado derecho de la pantalla, sin embargo, en la parte posterior se encuentran los botones del panel.

Calidad de Imagen

Es asombrosa la calidad de este panel IPS, que además de soportar un nivel de detalle tan alto como el UHD 4K el cual proporciona una amplitud de visión tres veces mayor a la que te ofrece un monitor FullHD, le permite lograr una rica gama de colores que alcanzan 100% del estándar sRGB debido a la eficiencia en la que su panel utiliza la luz que lo ilumina.

Su rendimiento en general es relativamente bueno, su tasa de actualización de 60hz se considera alta comparada con otros monitores UHD 4K, pero para un gamer esto puede no ser suficiente ya que puede haber pequeños saltos de imagen en los objetos que se encuentran en movimiento. Esto hace que la escena no fluya tan naturalmente como lo haría un monitor gamer de menor resolución pero con tasa de actualización más elevada de entre 75hz a 140hz.

Su tiempo de respuesta de 4ms en este caso es excepcional para un panel IPS, el cual sacrifica un poco la velocidad con la que los cristales que componen el panel cambian de un color a otro, por entregar una gama más amplia de colores y utilizar tonos  más precisos. De esta manera cumple 100% con el estándar sRGB, colores que un panel TN difícilmente alcanzaría.

Como un interesante complemento a estas cualidades, este monitor cuenta con soporte AMD Freesync el cual permite minimizar los destellos (cortes en las imágenes que presenta una escena entre un cuadro y el siguiente), lo cual aporta una mejor calidad de imagen en sistemas que cuentan con esta tecnología en sus tarjetas de video.

Conectividad y accesorios

La capacidad de conectividad es variada, con 2 puertos HDMI 1.4, 1 puerto HDMI 2.0 y DisplayPort 1.2, estos dos son fundamentales para obtener el mayor rendimiento que este monitor puede proporcionar.

Por ello se incluyen cables HDMI y DisplayPort con el monitor.

De igual forma cuenta con conector de 3.5 mm para audífonos y un par de bocinas de 2 watts como un plus, sin embargo no aportan nada extraordinario.

Deficiencias

El ASUS MG24UQ no es para todos los gustos, su “baja” tasa de actualización no es la ideal para quienes gustan como yo de títulos como Overwatch. Sin embargo, jugadores de Final Fantasy XIV lo van a encontrar como una interesante opción.

Su problema a mi consideración es la ubicación del panel de controles que se encuentra señalado en el lado derecho del monitor e integrado en la parte trasera del monitor, en una posición no muy cómoda para su uso. También es la razón del por qué el marco puede ser más delgado para mejorar ampliamente la experiencia de usar varios monitores.

ASUS VG245H

ASUS VG245H

El ASUS VG245H es un monitor gamer muy accesible, por ello los jugadores de consolas pueden aprovechar perfectamente sus beneficios.

El diseño que presenta es de lo mejor que he visto, una línea moderna sin los exagerados diseños que usualmente manejan los productos gamer. Su base permite ajustarlo tanto en altura como en inclinación de la pantalla, además de permitir que lo gires y así tener un ángulo de visión óptimo.

La calidad de imagen, como era de esperarse es FullHD (1920 x 1080 pixeles), suficiente para tener un excelente nivel de detalle en esta medida de monitor.

Su gama de colores es muy buena para ser de la familia de paneles TN, los cuales suelen mostrar colores más pálidos que los de un monitor con panel IPS. Gracias a esto, tiene un tiempo de respuesta de 1 ms, el cual es perfecto para que los objetos en movimiento se perciban con mayor nitidez, sin presentar ghosting (estelas).

Su tasa de actualización de 75 hz puede ser un poco limitada para los jugadores más exigentes que gustan de títulos como Battlefield, los cuales están súper cargados de acción a cada segundo o aquellos con equipos de alto nivel. Adeptos a otros títulos menos demandantes, así como consoleros, lo encontrarán perfecto para sus necesidades.

La implementación de la tecnología AMD Freesync mejora ampliamente la experiencia de uso, muestra escenas sin cortes o manchas que pueden generarse por la desincronización entre los cuadros que la componen.

Su conectividad es básica realmente, con 2 conectores HDMI y 2 conectores 3.5mm para audio. Aún así es suficiente para aprovecharlo tanto en una computadora como en una consola sin tener que intercambiar conexiones.

Cuenta con un par de bocinas integradas de 2 watts cada una, su sonido es consistente aunque de escaso poder para un gamer.

Diseño

El diseño por sí mismo me parece muy atractivo y práctico, con una excelente capacidad de ajuste para mantener un excelente ángulo de visión y una gran comodidad para esas largas jornadas de juego.

A pesar de que su marco es bastante delgado, lo que crea una forma de uso más natural cuando se usan dos o más monitores, los botones de configuración se encuentran señalados en el marco del lado derecho, pero físicamente se encuentran en la parte trasera del monitor. Esto puede ser un poco incomodo usarlos en estas configuraciones.

Calidad de Imagen

A pesar de tener un panel que no aprovecha de forma tan eficiente la luz que recibe como es el TN, muestra una excelente gama de colores y un cómodo ángulo de visión.

Su rendimiento es algo limitado con tan solo 75hz de tasa de actualización. Ésta puede ofrecer un buen nivel de fluidez en escenas de acción, pero puede no ser suficiente en juegos muy vertiginosos como Doom o Battlefield. Su fuerte se centra en el tiempo de respuesta que es de tan solo 1ms por lo que enemigos, objetos y demás efectos que presenten movimiento se percibirán nítidos, sin rastro de estelas (ghosting).

Estas características permiten a los jugadores de consola tener una experiencia mucho mejor que con el uso de una TV a un precio accesible y que cumple perfectamente con sus requerimientos.

El monitor cuenta con AMD Freesync lo que aporta una mejora significativa a la experiencia de juego al reducir los cortes que se producen entre los cuadros de una escena en equipos con tarjetas de video AMD Radeon compatibles.

Conectividad y accesorios

Este monitor cuenta con 2 conectores HDMI y 2 conectores 3.5mm para audio, una conectividad realmente muy limitada, pero cumple con la expectativa de uso que incluye  computadora y consola.

Su contenido es igualmente limitado, incluyendo solo cables HDMI y de corriente.

Cuenta con un par de bocinas internas de 2 watts que ofrecen un sonido agradable que se complementa muy bien para usarlo con una consola.

Deficiencias

En general, este monitor no presenta problemas, salvo su tasa de actualización de 75hz la cual puede ser un poco baja para algunos gamers y la ubicación de los botones de configuración.

ASUS ROG PG258Q

ASUS ROG PG258Q
Costoso y potente como un F1

Manteniendo el ya tradicional ADN de la línea gamer de ASUS Republic of Gamers, el ASUS ROG SWIFT PG258Q al igual que el Acer PREDATOR XB241H, ofrece un rendimiento y versatilidad sobresaliente para la vida diaria del gamer que aspira a ser más que un simple “Niño rata”.

Como es de esperar, en su moderno diseño predomina el color negro con detalles naranja perfectos para un gamer que se respeta. A decir verdad, peca en lo mismo que casi cualquier otro producto gamer, un diseño que tiende a exagerar y que a pesar de los beneficios, puede ahuyentar a algunos interesados.

Dejando de lado ese detalle, el monitor es tal y como lo necesita un gamer.

Cuenta con una resolución de 1920 x 1080 pixeles, 2 puertos USB, conector DP y HDMI, soporta 1ms de latencia, 240 hz de tasa de actualización, tecnología Nvidia G-SYNC  y la casi extinta Nvidia 3D Vision. Se dice fácil pero no lo es.

A pesar de elevar nuestras expectativas y tener un precio aceptable, hay un pequeño detalle en cuanto al panel del tipo TN ( Twisted Nematic), que a pesar de su incomparable velocidad los colores son un poco castigados en este tipo de pantallas. No es que sean malos, pero si tu segunda actividad será relacionada con producción audio visual, tal vez deberías de pensarlo un poco más a menos de que te tomes el tiempo de calibrarlo adecuadamente para sacar todo su potencial.

Tendrás que confiar en mí cuando te digo que si lo tuyo son los videojuegos cargados de muchísima acción como los FPS ( First Person Shooter), el Asus ROG SWIFT PG258Q te hará vivir al máximo la acción de títulos como Doom, APEX Legends, Overwatch e incluso de simuladores como Star Citizen con el uso de Nvidia 3D Vision, por lo que no debes perderte del placer de tenerlo en tus manos.

Análisis extendido

¿Estás en busca de un monitor potente que te ayude a ser un Pro Player?

No busques más, el ASUS ROG SWIFT PG258Q es un duro contendiente a formar parte de tu configuración y llevarte al escenario competitivo.

De arriba, abajo, de un lado al otro… como sea que lo mires, es un monitor que llama la atención. Tal vez sea por su ADN Republic of Gamers o sus acabados exagerados como cualquier otro producto gamer pero cuando uno lo piensa con calma y sobretodo al razonar su costo y los nulos beneficios de este “Hype”, comienza a verse menos atractivo. Pero adentrémonos un poco más a detalle sobre este monitor.

Su resolución no lo hace mejor o peor, simplemente cumple con el estándar mínimo del mercado con 1920 x 1080 pixeles y una gama de colores de aproximadamente 72% sRGB. Un duro golpe cuando puedes encontrarte con soluciones en el mercado de costo similar que ofrecen una gama mucho más amplia de colores, resoluciones 1440P e incluso en algunos casos 4K. Así nuestro protagonista no parece nada un campeón, ¿verdad?

No te dejes engañar, el SWIFT PG258Q es básicamente como un auto Fórmula 1, feo por fuera, pero es el encargado de hacer su ardua tarea de forma rápida y eficiente.

Si tu objetivo es comenzar tu carrera como un pro player de juegos de acción y FPS (First Person Shooter), estás frente a una de tus mejores herramientas que sólo se verá limitado por la precisión y velocidad de tus reflejos.

Con latencia de 1ms, soporte para la tecnología Nvidia Vision, Nvidia G-Sync y 240 hz de tasa de actualización, se dice fácil pero no cualquiera puede sostener estos niveles de adrenalina por largas jornadas para ofrecer imágenes bien definidas en todo momento. Ten por seguro que nunca perderás de vista tu objetivo.

Su limitada gama de colores puede mejorar haciendo lo que todo fabricante de monitores debería hacer desde la fábrica: pre calibrar su pantalla para ofrecer una experiencia de entretenimiento muy superior.

Su conectividad, caracteristicas y contenido están ligeramente más allá de lo esperado, con 1 conector HDMI, 1 Displayport, sus respectivos cables, conector de audio y micrófono de 3.5 mm.

A esto hay que sumarle algunos perfiles de calibración que en lo personal me parecen innecesarios, mandos en la parte trasera y la posibilidad de utilizarlo de forma vertical, algo muy favorable para quien esté comenzando en diseño gráfico o similares.

Diseño

El diseño del ASUS ROG SWIFT PG258Q sin duda es moderno, con un gran cuidado en los detalles, pero como todo producto gamer actual o de los 2000, es exagerado. Resalta demasiado algunas de sus características físicas que incluso pueden terminar siendo un distractor, como la luz en su base. La frase “menos es más” en lo personal debería estar más presente en algunos productos gamer por el bien de nuestros ojos y nuestro bolsillo.

La base nos permite ajustar sin mayor complicación, incluso girar en 90º para obtener una imagen totalmente vertical, algo que muchos monitores para uso profesional deberían incluir.

Su marco delgado nos permite crear configuraciones multi monitor que no interferiran en nuestra experiencia de juego.

El panel de controles se encuentra en la parte posterior en una posición de fácil acceso.

Calidad de Imagen

Aún contando con un panel TN no debemos juzgarlo tan a la ligera. Este monitor tiene mucho que ofrecer, incluyendo una calidad de imagen que puede competir con paneles de mayor nivel. Los 240hz de tasa de actualización, el soporte Nvidia G-SYNC y tiempo de respuesta de 1 ms, permitirán que mantengas imágenes claras en todo momento. A menos claro, que tu equipo sea el cuello de botella y termines por ver una escena de acción de tu videojuego favorito como si fuera una presentación en Power Point al mejor estilo de tus viejas clases de matemáticas.

Entrando de lleno en lo que se debería hablar en este apartado, el ASUS ROG SWIFT PG258Q se ve opacado por su resolución que es sólo el estándar del mercado ( 1920 x 1080 pixeles ) y las limitantes naturales de los paneles TN ( Twisted Nematic). Con esto nos referimos a tener un menor ángulo de visión y una gama de colores de aproximadamente 72% sRGB, puede mejorar pero no esperes superar las prestaciones de un monitor IPS de primera línea.

En resumen, increíble para jugar o tener un primer encuentro en el uso profesional.

Conectividad y accesorios

La capacidad de conectividad es la esencial, con puerto HDMI 1.4, 1 puerto DisplayPort, un par de puertos USB 3.0 y jack de 3.5mm para audio y micrófono. Se agradece la inclusión de cables, así como documentación, cable de energía y tapas para su extraña iluminación externa.

Nada sobra y nada falta en esta área, ofreciendo lo indispensable para desempacar, conectarlo y usarlo .

A algunos les puede saltar la falta de bocinas, ya que no cuenta con éstas. Pero nadie en su sano juicio usaría bocinas de monitor cuando llegaste a este nivel de inversión.

Deficiencias

Para un verdadero gamer, este monitor peca de muy pocas cosas. Por un lado la falta de bocinas puede ser una importante ausencia para algunos, pero siendo sinceros, la mayoría de los monitores tienen un audio pésimo, así que “¡Huy! qué falta le hace, pues ¡no!”

Como ya hemos mencionado este monitor no es muy versátil ya que carece de tecnologías para ofrecerte mejores experiencias en otras tareas como HDR, Panel VA, IPS u OLED para ofrecer mejor rango de colores.

Si buscas poder, este monitor lo ofrece en su estado más puro para los estándares actuales. No te decepcionará si de velocidad se trata.