Crowdfunding, el método para financiar tus mejores ideas

“Me sobra el dinero, se lo daré a este buen hombre y su idea.”

¿Recuerdas la frase “aquí hay talento, sólo falta apoyarlo? ¿Tienes una idea genial pero te falta capital para echarla a andar? ¿Ya le pediste dinero a tu vecino, primo, padrino y ni así la armas? No todo está perdido, aún te queda el crowdfunding para que esa gran idea se lleve a cabo, a menos claro, que no sea tan buena idea.

Esta solución que parece mágica simplemente busca monetizar las ideas mediante la preventa del producto del cual trata el proyecto o simplemente el financiamiento colectivo por un beneficio extra o la buena voluntad de la gente para que conviertas tu idea en realidad.

Podrías pensar que no es tan gran idea para los inversionistas, pero créeme es excelente. Básicamente, en la mayoría de los casos obtienes un producto innovador de altísima calidad a un costo extremadamente bajo en comparación a su precio del mercado. Así que si eres un gran inversionista y ves potencial, sin problema podrás ponerte en contacto con el genio detrás del proyecto y plantearle algo mucho más grande.

Tipos de crowdfunding

Reward crowdfunding o crowdfunding de recompensas.

Este es el crowdfunding más popular y consiste básicamente en la compra anticipada de un producto con un descuento. En muchas ocasiones de 70% en comparación a su precio de venta en el mercado.

Campaña de Kickstarter de Oculus Rift
Oculus Rift: Uno de los proyectos de crowdfunding más exitosos de la historia

Donation crowdfunding o crowdfunding de donaciones.

Este crowdfunding normalmente se presenta para financiar proyectos de carácter humanitario o artístico de manera desinteresada.

Equity crowdfunding o crowdfunding de inversión.

Este tipo de financiamiento ofrece como recompensa una parte de la empresa de la cual estás financiando el proyecto.

Crowdlending crowdfunding de préstamos.

Este tipo de monetización ofrece como recompensa la devolución de tu aportación con un porcentaje extra en un tiempo determinado, básicamente funciona como una inversión bancaria.

Briq.mx plataforma mexicana de crowdfunding de bienes raíces
Briq.mx es una plataforma para invertir en bienes raíces

Usa el músculo colectivo para monetizar

Lo primero es publicar en una de las plataformas existentes (Kickstarter, Indiegogo, Fondeadora, etc) tu proyecto y explicar en qué consiste, costos, beneficios para los que usuarios, tiempos de entrega y un listado de preguntas frecuentes. En pocas palabras es la presentación de ventas que harías para un inversionista tradicional combinada con lo que le mostrarías al cliente final para convencerlo de comprar tu producto.

Emprendedores unen sus puños al centro en señal de unión

Una vez publicado tu proyecto debes ser paciente mientras se da a conocer tu proyecto. También debes estar atento a las preguntas de la comunidad para brindar confianza y encontrar solución a pequeños problemas que pudieran presentarse antes del período de producción cuando ya sería muy tarde.

Cuando alcanzas la meta de recaudación esperada es momento de que pongas en marcha la producción para entregar las recompensas a aquellas personas que creyeron en ti y aportaron a tu causa.

Fácil, ¿no? Ya sabes, si realmente tienes una gran idea ya no hay excusa para ponerla en marcha. Sólo esfuérzate para desarrollarla lo más claro y mejor posible.

Si deseas más información acerca de cómo echar a andar tu proyecto de crowdfunding te recomiendo checar el sitio de Hubspot y Crowdfunding, el método para financiar tus mejores ideas.